RELACIONES ECONÓMICAS ENTRE PERÚ Y CHILE

En 1973, de ser empresario e intervencionista, el Estado chileno pasó por una serie de reformas estructurales que dieron lugar a una libertad económica que ha venido dando sus frutos durante los últimos años (superávit fiscal, crecimiento económico, modernidad, reducción de la pobreza, etc.) en beneficio de la población chilena.

Por el lado del Perú, la apertura económica fue posterior, recién iniciado el gobierno de Alberto Fujimori. Siguiendo el recetario del Consenso de Washington, el Estado fue reduciéndose a través de privatizaciones y la consiguiente contracción del gasto público. Los niveles de inflación galopante (más de 6 mil puntos porcentuales) fueron cayendo y estabilizándose.

Podemos señalar que las asimetrías que vemos hoy entre las dos economías en análisis se originan, en parte, por las fechas de inicio de las reformas estructurales. En ese sentido, Chile le lleva al Perú casi 20 años de ventaja.

La penetración chilena en el Perú, en términos económicos-comerciales, se ha diversificado a tal punto que hoy en día se pueden encontrar capitales del país del sur en casi todos los giros de negocio existentes (supermercados, centros comerciales, medios de comunicación, agroexportación, pesca, banca comercial, etc.). Mientras tanto, la actividad peruana en Chile es intensiva en trabajo, pero con un capital humano de baja calificación, salvo en caso del boyante y exitoso sector gastronómico.

Las opiniones en el sector académico son diversas: algunos en contra, otros a favor. Alan Fairlie, Profesor de la Universidad Católica, muestra su posición escéptica en el siguiente link:


Por otro lado, Juan Carlos Mathews, profesor de la Universidad del Pacífico, expone las posibilidades de comercio e inversión en el link que se presenta a continuación:

http://www.puntodeequilibrio.com.pe/punto_equilibrio/01i.php?pantalla=noticia&id=15628&bolnum_key=24&serv_key=2100.

Expuestas las dos posiciones, el lector queda en su derecho a emitir una opinión informada.

1 comentario:

Adrian dijo...

El comercio hoy en día es básico para el desarrollo sostenido de las naciones, en este sentido una política gubernamental de cielos abiertos es necesaria; apesar de que las economías con las cuales nos relacionemos sean mucho más competentes y desarrolladas que la nuestra. Justamente aquí radica la importancia de generar competitividad en nuestras industrias, aplicar tal vez algunas restricciones arancelarias, o paraarancelarias, cuotas, etc., para proteger en algunos casos puntuales a la industria nacional de la extranjera. Chile, tiene una serie de grandes inversiones en el País que mal que bien, generan trabajo, dinamizan la economía peruana y además generan competencia, lo cual se traduce en más opciones para el consumidor, lo cual es bueno ya que incentiva la generación de servicios y productos de mejor calidad y a más bajo precio.

Adrián Reinaltt
Grupo Convergencia
www.grupoconvergencia.org
www.discutelo.blogspot.com